Reciprocidad


“El oro y la plata son un bien, no porque te hagan bueno, sino porque con ellos puedes obrar el bien”

San Agustín, Catena Aurea.

Reciprocidad

Lo que tú, como inversor, hagas con tu rendimiento, es tu responsabilidad.

Nuestra responsabilidad es qué hace Altum con su beneficio y en ello somos perfectamente claros: creemos en la lógica del don y la reciprocidad. Esto nos hace distintos.

Como empresa, cobramos por nuestros servicios y buscamos tener un beneficio que nos permita ser eficientes, garantizar nuestra supervivencia y seguir creando empleo. Pero no buscamos enriquecernos. Esto nos hace diferentes.

Sabemos para qué hemos creado Altum y somos coherentes, por eso:

  • Deliberadamente limitamos nuestros salarios a los sueldos de dominio público de funcionarios a nivel europeo que aparecen publicados en los boletines oficiales. Sin intereses creados. Sin bonus. Sin stock options. Transparentes.
  • Implementamos el programa “Altum100x1”: Donamos el 100% del beneficio de Altum a un único objetivo: apoyar la evangelización fomentando la Oración, la Misión y la Formación de Vocaciones.

ORACIÓN

FORMACIÓN DE VOCACIONES

MISIÓN

¿Dónde están nuestros proyectos?

Pincha en el localizador y podrás descubir más detalles de los proyectos que apoyamos y nuevas actualizaciones.

EL MAYOR REGALO

El Equipo de Altum ha colaborado en la financiación de esta película que habla del perdón cristiano.

 

VER DETALLES DEL PROYECTO

RECONSTRUCCIÓN DE LA LLANURA DE NÍNIVE

Financiamos proyectos que permitan que los cristianos iraquíes que lo deseen, puedan regresar a sus hogares en los pueblos de la Llanura del Nínive, en condiciones dignas y seguras.

 

VER DETALLES DEL PROYECTO

"LA POUPONNIÈRE"

Guarderia de Las Hermanas Franciscanas Misioneras de María en Dakar donde actualmente acogen a 90 niños.

 

VER DETALLES DEL PROYECTO

Programa Altum100x1
¿Cómo lo hacemos?

Compromiso

Buscamos financiar proyectos que tengan la evangelización como fin. No damos simplemente el dinero y nos olvidamos sino que financiamos proyectos concretos, en sitios concretos para personas concretas.

Co-inversión

Nosotros no somos expertos en asistencia social. Por eso colaboramos con instituciones de la Iglesia Católica y con entidades locales que sí están en el lugar y son capaces de dar testimonio de las necesidades a atender, rendir cuentas de que cada euro donado se ha utilizado de la forma más eficaz y ha dado fruto.

Co-responsabilidad

Para nosotros la transparencia sobre el destino y el efectivo uso de los bienes es la clave para poder realizar una rendición de cuentas responsable que se verá plasmada anualmente en nuestro Informe Altum 100×1. Para ello, pedimos (exigimos) trazabilidad plena en los proyectos donde co-invertimos de tal manera que conocemos en todo momento cuánto dinero, a qué proyectos y su impacto social/evangélico – de principio a fin.